Eclipse solar y luna nueva del 14 de diciembre 2020

Eclipse solar y luna nueva del 14 de diciembre 2020

La luna nueva en Sagitario que está también acompañada de un eclipse solar el 14 de diciembre viene a limpiar nuestros patrones mentales ligados a nuestras creencias pasadas y a adaptarnos con rapidez a las nuevas circunstancias. En efecto, Mercurio, el planeta de la comunicación y de los pensamientos, se une al Sol y la Luna.

Un eclipse viene a marcar “momentos del destino” cuyos eventos se plasman a lo largo de los siguientes 6 meses. Por lo cual esta lunación nos envía energías poderosas para sembrar nuevos pensamientos, proyectos y maneras de progresar en la vida.

Al tener Mercurio cerca del Sol y de la Luna, se nos presentan días favorables para conocer a nuevas personas, comunicar con gente próxima o “allegados”.

Además, los aspectos armoniosos de estos planetas en Sagitario, que simboliza la expansión, con Marte generan una energía positiva y nos aportan entusiasmo y capacidad de iniciativa. En definitiva, este tránsito nos impulsa a tener el valor y confianza para lanzarnos hacia algo nuevo.

No obstante, se presentan aspectos difíciles con Neptuno y éstos pueden generar confusiones. Nos avisan que no nos perdamos en ideales.

Podemos aprovechar estas energías sabiendo que tenemos la capacidad de explorar nuevos horizontes comprobando que mantenemos los pies anclados en la tierra y que nuestros proyectos son realistas para no dejarnos engañar. Es también importante mantener conversaciones claras y directas para disfrutar de la segunda quincena de este mes.  

En conclusión, esta lunación viene a cerrar la gran conjunción de los Titanes (Saturno, Júpiter y Plutón) en capricornio. Por ello, antes de adentrarnos a la entrada de Saturno y Júpiter en acuario este 21 de diciembre, os invito a celebrar de forma personal una ceremonia de luna nueva que abre el paso hacia lo NUEVO.


Cerramos de forma definitiva la energía del 2020 y nos preparamos a recibir la desconocida y nueva energía del 2021.


  • Enciende una vela
  • Medita unos 5 minutos mínimo
  • Escribe o piensa todo lo que te ha sucedido durante este año
  • Agradece lo aprendido, agradece lo que te sirvió durante año y lo que ya no te va a servir
  • Escribe o piensa tus nuevos proyectos, intenciones, creencia siempre manteniéndote realista.
  • Cierra tu ceremonia meditando 5 minutos.

   

¡Feliz lunación, feliz destino!