Blog

El mes de virgo

El mes de virgo

Faltan unas 3 semanas para que se acabe el verano. No sé como vosotros lo habéis vivido, pero para mí ha sido un verano poco relajante, muy emocional, y con muchas revelaciones internas.

Terminamos el mes de agosto con una transición masiva de los planetas personales de Leo a Virgo: la Luna, el Sol, Venus, Marte y Mercurio. Además si observamos la carta del cielo hay muchos planetas en signos de tierra: Virgo, Capricornio y Tauro.

A partir de la Luna Nueva del 30 de agosto hasta más o menos el 20 de septiembre vamos a centrarnos en aspectos prácticos y pragmáticos; no nos vamos a complicar la vida con problemas emocionales y teóricos. Este mes de Virgo es un mes de aterrizaje en la realidad.

La Luna nueva del 30 de agosto es muy especial porque presenta un stellium en Virgo (un stellium es cuando varios astros coinciden en un signo, en este caso son la Luna, el Sol, Venus, Marte y Mercurio). Virgo es un signo de integración y de orden: nos dice que tenemos que ordenar nuestra vida personal para integrarnos con eficiencia en la sociedad. Esta Luna Nueva es una oportunidad para empezar una nueva dinámica y ser funcional de manera más eficaz.  Aprovechemos esta luna para hacernos estas preguntas: ¿Qué es lo que no funciona en mi área personal, doméstica? ¿Y qué soluciones tengo? ¿Cómo lo puedo arreglarlo? Así tendremos las respuestas para comenzar nuevos rituales: nueva dieta, nuevo plan de entrenamiento físico, relaciones personales más sanas, honestas, sinceras y claras.  

Recordemos que con la luna nueva plantamos una semilla y que recogeremos sus frutos en 6 meses en la luna llena de Virgo en febrero 2020.

Así con esta luna nueva se inicia un trabajo de integración y ofrece muchas oportunidades ya que muchos planetas están en signos de tierra:

1- Este stellium en Virgo está en trígono con Urano y nos permite ser originales y incorporar nuevas ideas: es una oportunidad para innovar o hacer las cosas rutinarias de otra forma.

2- También este stellium presenta un trígono con Plutón y Saturno: lo que decidamos integrar en nuestra vida tiene gran posibilidad de consolidarse a largo plazo y también de retar las estructuras existentes.

3- Además cabe recalcar que Venus y Marte conjunto en Virgo y en trígono a Urano marcan una energía muy estimulante a nivel relacional: nos invitan a la conquista, al placer, al erotismo de forma espontánea e incitan a que nos relacionemos con alguien alternativo y/o muy original.

En conclusión, Septiembre es un mes fantástico para reordenar nuestras vidas e integrar novedades en nuestras rutinas. Virgo depura los excesos de Leo para simplificar las cosas con ideas nuevas: Septiembre es definitivamente el mes de limpieza con aire de innovación..

Mientras.. Podeís seguir los transitos en mi cuenta instagram @spiritconnectionproject ;)